Servicio





Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. (Hechos 6:3)
 
LOS SERVIDORES HAN JUGADO UN PAPEL ESENCIAL DESDE EL PRIMER SIGLO
 
Los servidores en la Iglesia primitiva, fueron escogidos por su íntima relación con Dios y con los hermanos en la fe:
  • De buen testimonio
  • Llenos del Espíritu Santo
  • Llenos de sabiduría:
    • Para saber manejar sus situaciones personales
    • Para saber manejar sus situaciones familiares
    • Para saber manejar sus relaciones interpersonales
    • Para saber manejar el servicio en la Iglesia
  • El servidor debe asumir una actitud de compromiso con la Iglesia:
    • Completa dedicación a Dios
    • Respaldar las actividades de la Iglesia

El buen testimonio es esencial entre quienes están desarrollando el ministerio de servidores.
Un buen servicio es la sumatoria de varios elementos, que incluyen no solamente vocación, sino compromiso y valoración del trabajo que se realiza. Es trascendental pensar, en todo momento, que estamos prestando ante todo un servicio a Dios y a Su obra, antes que a los hombres, y que Dios sabe valorar nuestros esfuerzos y quehacer diario. No importa que quienes estan alrededor no se percaten del trabajo; Dios lo sabe y allí está nuestra mayor recompensa.